Virgin blood (Tapa blanda)

Al fallecer los padres de Mimiko cuando ésta era muy pequeña, un joven muy joven y atractivo la adoptó y se encargó de criarla. No obstante, con los años la tensión entre padre e hija adoptiva cada vez es más manifiesta, ya que el deseo de medrar de Mimiko se ha vuelto indiscutible. Como su padre es consciente de ello, decide hacer lo que había estado aguardando durante tantísimo tiempo: beber la sangre de su hija todavía virgen. Pero Mimiko consigue escapar presa de un total desconcierto ¡¿es su padre un vampiro!? ¿Será que el único motivo por el que ha estado cuidando de ella es por su pura y exquisita sangre?.

Deja un comentario