Una metamorfosis iraní (Tapa blanda con solapas)

En esta historieta Mana Neyestani cuenta de qué forma un diseño simple para los chiquillos publicados en una revista iraní llevó a la cárcel en el año 2006.Dibujó una cucaracha diciendo una palabra azerí (comunidad del norte de Irán) en una de sus viñetas. Un diseño trivial que encendió el estado y atrajo la ira de los azeríes sintiéndose humillados por el dibujo.Para calmar los disturbios y también encontrar un culpable, el gobierno iraní envíó a Mana Neyestani a la cárcel. Permaneció allí tres meses. Tras su liberación, se optó por a salir del estado.

Deja un comentario