Caso para dos (Tapa blanda)

De Sally sabemos que tiene dos hijos y se dedica a la indagación privada. Infidelidades, fraudes de poca monta, seguimientos, un poco lo de siempre. Ha comenzado a hacerlo cuando su cónyuge Robert la abandonó, ninguna persona sabe muy bien por qué. Digamos que Sally es detective por herencia conyugal. Hace unos años, Robert recibió el encargo de indagar la desaparición del sexagenario Mortimer Buenaventura. Ese tema supuso un punto de inflexión en su relación con Sally. Tal vez fue entonces cuando todo se torció. Sally Salinger, protagonista de casos tan oficiados como Castilla Drive o Caramelos atómicos, tiene un pasado. En estas páginas sale a la luz.

Deja un comentario