Algo extraño me pasó camino de casa (Tapa dura)

Miguel Gallardo siente a principios del año 2020 que se halla algo muy cansado por la sucesión de viajes y talleres que, con el paso del tiempo, realiza de manera recurrente desde la publicación en el año 2007 de su triunfo creativo ‘María y yo’, una novela gráfica en la que cuenta su relación con su hija, que tiene autismo. Está sintiendo el creador catalán que es el instante de tomarse al menos un mes sabático. No obstante, aquejado de un pequeño dolor, entra por la puerta del hospital y terminan extirpándole un tumor de cuatro cm. de una cabeza que queda marcada por cuarenta y cinco grapas “y un cabello a lo punk”, un poco como Makoki, uno de los célebres personajes que Gallardo cocreó como dibujante a finales de los años 70. Y sale aparte del hospital para seguir tratándose del proceso cancerígeno en un mundo sumergido en una pandemia que poco o nada se parece al que había cuando entró por su propio pie a mirarse este “dolorcillo” que le acompañaba en su vida habitual. ‘Algo extraño me pasó camino de casa’, coeditado por Z de SanZ, un proyecto de edición en el que puso mucho de sí mismo el desgraciadamente fallecido Julián Sanz, es la necesidad de Miguel Gallardo de dibujarlo y explicarlo todo, primero para entenderlo él mismo y después para contarles a los otros “lo que es viajar a la luna sin casco y después volver sin mapas ni guías… Pero sin melodramas, ¿eh? Esta es –asegura Gallardo–, una crónica de los hechos inexplicables personales y mundiales que acaecieron en el año del Señor de 2020”.

Deja un comentario