Agujero negro (Tapa blanda)

A mediados de los 70, una epidemia que solo afectaba a los adolescentes se cernió sobre los suburbiosde Seattle. La llamaron la plaga de los quinceañeros y se manifestaba por medio de síntomas de lo másimpredecible. Para algunos no fue demasiado dramático: apenas unos bultos, tal vez un sarpullido.Otros, sin embargo, se convirtieron en monstruos. Y no eran solo síntomas pasajeros. Una vez contraíasla infección, quedabas transformado en eso para siempre.EDICIÓN REVISADA Y REMASTERIZADA

Deja un comentario